Este miércoles entra en funcionamiento el hospital de campaña del pabellón deportivo Carlos Sastre de Leganés, situado muy cerca del hospital Severo Ochoa y cuyo principal objetivo consiste en reducir la presión existente sobre las Urgencias del recinto hospitalario.

En esta primera fase de funcionamiento, el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, ha confirmado que está prevista la llegada de los “30 primeros pacientes de forma inmediata” y a partir de entonces se irá sucediendo el ingreso de más pacientes de manera escalonada “hasta cubrir las 120 camas que en este momento hay disponibles”, que según Llorente “van a servir para que en el Hospital puedan atender mejor a aquellos enfermos que están graves o muy graves y que por tanto necesitan más atención”.

También ha destacado el alcalde que este nuevo recinto provisional cuenta con todas las garantías para su correcto funcionamiento y ha especificado que los pacientes “van a estar bien cuidados. El personal de la dirección es del Severo Ochoa y además hay médicos de atención primaria y enfermos tanto del Ayuntamiento como del Hospital”, ha explicado.

El principal activo de este hospital de campaña, señalan desde el Ayuntamiento, es su equipo humano y profesional, que cuenta con dotaciones de plantillas de las distintas categorías: médicos, enfermeras, técnicos auxiliares de enfermería y personal de apoyo.

La incorporación de estas plantillas ha sido coordinada por el hospital en colaboración con el Ayuntamiento de Leganés, que también ha aportado recursos de enfermería y personal de refuerzo, especialmente personal de limpieza que ha recibido formación precisa para la retirada, control y tratamiento de las bolsas que contienen residuos biosanitarios.