El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha avanzado que el Hospital Enfermera Isabel Zendal, el estadio Wanda Metropolitano y el WiZink Center bajarán el ritmo de vacunación a la población entre 60 y 65 años porque la semana que viene solo está previsto recibir 14.800 dosis de AstraZeneca.

Zapatero ha aclarado que no pretenden “cerrar ninguno de los tres centros de vacunación masiva porque, contando con que lleguen más vacunas, una vez que se ha desmontado el dispositivo cuesta mucho volverlo a poner en marcha”. En concreto, ha indicado que el Hospital Enfermera Isabel Zendal pondrá 18.000 vacunas la semana que viene, y tanto el Wanda Metropolitano como el WiZink Center, 10.500.

Zapatero ha señalado que la Comunidad de Madrid ya ha administrado el 90 por ciento de las dosis recibidas con 1,8 millones de dosis registradas, “pocas” para su capacidad ya que están preparados para vacunar a medio millón de personas a la semana contando únicamente con los recursos de la sanidad pública.

Con 468.000 segundas dosis, hay un 8,4 por ciento de la población diana que ya tiene la pauta completa. “Hemos vacunado ya a la práctica totalidad de las personas de 80 y más años, y la primera semana de mayo habremos terminado con las personas de entre 70 y 79 años”, ha precisado.

“Nuestro objetivo es firme, es vacunar, vacunar y vacunar”, ha aseverado Zapatero, quien ha informado de que la próxima semana, en la que está prevista la entrada de 226.980 dosis de Pfizer y 24.400 de Moderna, se van a incorporar 19 hospitales públicos a la campaña de vacunación.

Estos centros comenzarán a vacunar el martes a población general de entre 70 y 74 años con dosis de Pfizer, “todos los días, entre semana y el fin de semana”. Se sumarán a los cuatro hospitales que ya vienen inoculando esta vacuna a personas de esta franja de edad, de manera que a partir del 27 de abril habrá un total de 23 hospitales públicos colaborando en la inmunización de la población general.