El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha tomado la decisión, este miércoles, de retrasar la entrada en vigor del periodo de pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al 1 de julio, y no el 1 de junio, como estaba previsto.

Medida que, según fuentes municipales, se enmarca en el plan fiscal para afrontar el impacto económico y social, provocado por la crisis sanitaria y “ayudar así tanto a las familias como a las empresas y autónomos de la ciudad”.

El pago del IBI estaba previsto para el periodo del 1 de junio al 31 de julio y con esta modificación, pues, se establece del 1 de julio al 31 de agosto.

Ya el pasado mes de marzo, el Ayuntamiento de Fuenlabrada anunció que retrasaría el pago de varios impuestos municipales. Así, por ejemplo, se amplió el pago voluntario del numerito del coche, cuyo vencimiento será este próximo lunes, 1 de junio.