El Juzgado de Instrucción número 6 de Fuenlabrada ha abierto diligencias previas para investigar a cuatro policías acusados de agredir presuntamente el pasado 7 de mayo a un joven marroquí y a un menor tras cruzar con un monopatín eléctrico un paso de peatones.

Las diligencias se abren al transformar el juez un juicio rápido en una investigación. Los agentes habían solicitado penas de cárcel contra el joven detenido, defendido por Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado. La pasada semana, el abogado pidió investigar a los agentes por excederse en el uso de la fuerza.

Los agentes han pasado a tener la condición de investigados a los efectos de que puedan defenderse de las tres denuncias que han sido interpuestas por vecinas que fueron testigos oculares de lo sucedido. Como el propio detenido a través de su defensa letrada y la propia Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado.

A juicio de la Red, el detonante de las denuncias no es solo la “evidente injusticia de intentar condenar a hasta cinco años de cárcel a un joven y sus amigos por cruzar con un patinete eléctrico un paso de peatones”, sino “el empecinamiento en incrementar de forma extemporánea la posible gravedad de las lesiones“.

La Red ha notificado al Ayuntamiento la conversión y ha solicitado de forma automática la paralización de las diligencias informativas y otros elementos de investigación que había iniciado el Consistorio, al ser ahora ya materia bajo investigación judicial, sin descartar interponer otras medidas cautelares.

Tanto CSIF como el PP de Fuenlabrada, la pasada semana, apoyaron la intervención de los agentes de la Policía Local de Fuenlabrada que ahora serán investigados.