El ‘Paisaje de la Luz’ del Paseo del Prado y el Retiro consigue ser inscrito en este 2021 como Patrimonio Mundial por la UNESCO. La decisión ha sido comunicada en la 44º sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO desde China y aplaudida desde el Museo del Prado, ‘cuartel de operaciones’ de la candidatura española.

El ‘sí’ de la inscripción del ‘Paisaje de la Luz’ como Patrimonio Mundial por la Unesco ha salido adelante, a pesar de que el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) propusiera que la candidatura fuera aplazada aunque indicando el potencial que podía tener en el criterio de avenida arbolada.

Después de un retraso de más de dos horas y media con respecto al calendario fijado, ha llegado el deseado ‘sí’ después de que el comité organizador incluso propusiera dejar para el lunes la votación final, lo que ha recibido protestas por parte de algunos países participantes.

Será el primer bien mundial inscrito en la capital de España y se unirá a los bienes ya declarados ubicados en la Comunidad: el Monasterio de El Escorial, la universidad y el casco histórico de Alcalá de Henares, el paisaje cultural de Aranjuez y el Hayedo de Montejo.

“CORAZÓN DE ESPAÑA”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha destacado del ‘Paisaje de la Luz, que que hace que “el corazón de España sea cada vez más atractivo”. Ayuso ha puesto en valor que la Comunidad es “una de las regiones de Europa con más bienes declarados de interés mundial”.

También ha destacado que España es “el tercer país del mundo con más patrimonio mundial”. Todo esto le ha llevado a felicitar a las corporaciones municipales que han hecho posible la inscripción de un lugar que ha sabido congregar participación ciudadana, cultura y ciencia.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha defendido que “España, Madrid, es un lugar seguro para vivir”, y ha animado a quienes no han visitado aún la ciudad “a descubrirla”. “Que vengan a ver ese Patrimonio Mundial”, ha indicado.

Ya el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha agradecido el consenso alcanzado “en tiempos de pandemia” en torno a “una ciudad que lo ha pasado tremendamente difícil, que ha sufrido muchísimo a lo largo de los últimos quince meses, tiene por fin un motivo de celebración, que por fin Madrid tiene un espacio inscrito en la lista de Patrimonio Mundial”.

Es la “culminación de un sueño iniciado en 2014” para una ciudad que asume “con respeto, honor y responsabilidad” la inscripción. “Madrid estará a la altura”, ha asegurado.