Los responsables de la sección de patinaje artístico del Club Patín Alcorcón han dicho basta. No aguantan más. Se sienten completamente abandonados por el Ayuntamiento de la ciudad y han decidido alzar la voz de manera pública para denunciar la situación de desamparo institucional en que dicen encontrarse de un tiempo a esta parte.

Hablamos de una sección que en los últimos años ha conquistado numerosos éxitos deportivos, especialmente en la modalidad de grupos show, convirtiéndose en un auténtico referente a nivel de la Comunidad de Madrid y que cuenta cada vez con un mayor protagonismo a nivel nacional.

Hasta 2014, la única instalación de que disponían para entrenar sus componentes era el pabellón Prado de Santo Domingo, si bien solo tres horas a la semana. La concesión ese año de una cancha exterior en el polideportivo Los Cantos, en principio con carácter provisional, les permitió llevar a cabo una evidente progresión a todos los niveles. En el plano numérico, pasando de 30 integrantes hasta las 117 con que contaba cuando llegó la pandemia. Y a nivel deportivo cosechando un creciente número de éxitos en el plano competitivo.

El estado de la instalación no era el más idóneo porque el paso de los años hacía mella en sus condiciones, pero admiten que resultaba suficiente para que las actividades pudieran realizarse con cierta normalidad. Sin embargo, todo cambió hace unas semanas. De la noche a la mañana, y según denuncian, el Ayuntamiento instaló en el recinto un par de canchas de baloncesto y las patinadoras han visto empeorar sus condiciones hasta límites insoportables.

Da fe de ello la directora deportiva de la sección, Silvia García, que en declaraciones a Al Cabo de la Calle, explica que con la entrada de la gente de baloncesto en la instalación “no solo nos están cambiando los horarios de entrenamiento cuando les parece bien y sin previo aviso, sino que además nos han reducido la superficie de la cancha a la mitad (de 20×40 ha pasado a 10×20) y entrenar en esas condiciones resulta prácticamente imposible”.

García no entiende que hayan ubicado esas dos canchas en el recinto “cuando hay otras muchas instalaciones aptas para la práctica de baloncesto en otros sitios del municipio donde hubieran causado mucho menos perjuicio. Seguro que lo podían haber hecho de otra manera”, afirma antes de preguntarse “por qué han decidido tocar así algo que funciona. Y encima sin previo aviso”.

Precisa, eso sí, que desde el Ayuntamiento “nos han dicho que nos llevarían a otro sitio, pero lo peor de todo es que ni siquiera nos han preguntado qué es lo que necesitamos. Por eso nos parece que lo que está sucediendo con el patinaje artístico de Alcorcón es vergonzoso y nos sentimos totalmente desamparadas”.

“Si nos quieren cerrar que nos cierren, pero que nos lo digan a la cara; siempre somos la opción B, el segundo plato”

Puesta a preguntarse por las razones de lo acontecido indica que “a lo mejor es que el baloncesto les da más dinero o quizá es que tenga más seguidores, pero lo que está claro es que no creo que traten a nadie tan mal como nos tratan a nosotras, que posiblemente seamos el único club de Madrid que trabajamos las tres disciplinas de patinaje artístico y tenemos representación a nivel nacional”.

“Si nos quieren cerrar, que nos cierren, pero que nos lo digan a la cara”, exige la directora deportiva de la sección a los responsables del Consistorio en materia deportiva, “porque lo único que hacen es intentar maquillar la situación para quedar bien, pero luego nada de nada. Siempre somos la opción B, el segundo plato. Tenemos muchos años de experiencia y unos magníficos resultados”, recalca, “pero nos sentimos completamente abandonadas”.