El Ayuntamiento de Alcorcón no cumplirá con el Plan de Ajuste de 2019, según ha denunciado el PP local de acuerdo a la ejecución presupuestaria presentada recientemente por el Gobierno de Natalia de Andrés.

El Plan de Ajuste nace en 2014 por la deuda de 200 millones de euros que el Gobierno del socialista Enrique Cascallana mantenía con sus proveedores en 2011. El plan, según los populares, suponía una limitación y que no se podía invertir más de lo destinado en 2018, quedando cualquier gasto limitado al crecimiento del PIB.

“Esta circunstancia viene agravada por el retraso en el pago a proveedores desde el tercer trimestre. Un retraso denunciado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y reconocido por la propia Tesorería Municipal, que sitúa al Ayuntamiento de Alcorcón entre las peor pagadoras de las grandes ciudades de Madrid”, dicen desde el PP.

“Los socialistas están incumpliendo deliberadamente con sus obligaciones con el Ministerio de Hacienda gastando por encima de lo autorizado y no volviendo a pagar a los proveedores”, afirma Antonio Beteta, concejal popular.

“Esta política genera desconfianza y desempleo, y vuelve a hundir a Alcorcón”, insiste Beteta, que recuerda que “en junio dejamos un Ayuntamiento saneado, al corriente de pago a proveedores, cumpliendo la regla de gasto, y con 30 millones de superávit generados en el primer semestre de 2019”. Y advierte que esto “impedirá a nuestra ciudad llevar a cabo cualquier inversión significativa en 2020”.

BETETA “MEZCLA TÉRMINOS”

Desde la Concejalía de Hacienda de Alcorcón, por su parte, lamentan que “Beteta haya pasado por el Ministerio de Hacienda, pero el Ministerio de Hacienda no haya pasado por él”, porque “mezcla términos y conceptos que nada tienen que ver”.

Fuentes municipales apuntan a Al Cabo de la Calle que “la AIREF en su último informe hace una previsión de incumplimiento de reglas fiscales que hemos comunicado nosotros mismos” y que “se deriva de la cantidad de facturas de grandes suministros que el PP dejó sin tramitar en este 2019 y de sentencias firmes pendientes de reconocimiento”. Fallos judiciales que superaría los seis millones de euros.

“Ambas cuestiones estaban pendientes de tramitación y ha tenido que ser este nuevo Gobierno el que las reconozca”, exponen, asegurando así que “sí cumplimos el Plan de Ajuste, cosa que sabe el señor Beteta, que intenta confundir a la ciudadanía”.

PAGO A PROVEEDORES

Con respecto al pago a proveedores, la concejala de Hacienda, Candelaria Testa, apunta que es una “nueva falacia” del PP. “En el Pleno explicamos que la media de pago está en torno a los 7-11 días, cuando la factura entra en Hacienda”.

Y así, Testa dice que “no sé si es mucho pedir al PP que deje de enfangar la gestión de este nuevo Gobierno, ocupado y preocupado en resolver los problemas derivados de la nefasta gestión del señor Pérez y compañía”.