El portavoz del PP de Getafe, Carlos González Pereira, ha solicitado al delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, su mediación “para recuperar el diálogo y la transparencia en materia de seguridad en Getafe, roto por la alcaldesa Sara Hernández”.

Pereira ha remitido una carta a Franco, en la que le pide su intervención, como máxima autoridad en esta materia en la región, para que la alcaldesa socialista reincorpore a los grupos políticos de la oposición a la Junta Local de Seguridad, “de la que nos expulsó en octubre de 2019, en una decisión unilateral, antidemocrática y sin precedentes en nuestro municipio”.

“En reiteradas ocasiones hemos pedido a la alcaldesa que recapacite y devuelva la normalidad democrática, sin obtener respuesta, por lo que nos vemos obligados a acudir a esta instancia superior”, apunta el edil popular. “Creemos que es imprescindible revertir esta anómala situación, para que todos los grupos municipales podamos tener conocimiento directo y aportar soluciones para mejorar la seguridad en Getafe””, expone.

Hay que recordar que la Junta Local de Seguridad es un órgano en el que participan representantes de la Delegación del Gobierno, Comunidad de Madrid, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil, junto al Gobierno municipal y, hasta la decisión de la alcaldesa, el resto de grupos políticos que representan al pueblo de Getafe.

“DERIVA DE INSEGURIDAD”

Unido a ello, el portavoz transmite en su escrito la preocupación por “la deriva de inseguridad en Getafe en los últimos años”, denunciada no solo por el Partido Popular, sino por vecinos y sindicatos policiales.

Expone, entre otros hechos, cómo 2020 comenzó en Getafe con dos apuñalamientos y el primer homicidio en toda la región, y el asesinato en septiembre del menor Ricardo, a plena luz del día. Este triste desenlace, que dejó otros dos menores heridos por arma blanca “conmocionó a Getafe”.

En este sentido apunta que “desde el Partido Popular veníamos reclamando medidas ante la creciente inseguridad en los barrios provocada por grupos de jóvenes, que intimidan y agreden a otros jóvenes”.

En este contexto, subraya “la gran labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de nuestra Policía Local, ejemplos de dedicación, profesionalidad y vocación de servicio, pese a la precariedad de medios humanos y materiales”.