Situación surrealista en el Ayuntamiento de Alcorcón. El PP ha denunciado que varios individuos han estado ‘okupando’ ilegalmente las instalaciones del edificio administrativo. Según los populares, los presuntos delincuentes rompieron un cristal de la planta sótano y accedieron a las dependencias desde la calle Cid.

Los ‘okupas’ introdujeron en la sede consistorial colchones y otros materiales que les han permitido pernoctar dentro del Ayuntamiento. Tras la denuncia del PP, la Policía Municipal se personó en el Ayuntamiento y los operarios de ESMASA retiraron los materiales dejados por los ‘okupas’.

“Durante los días que ha durado la ‘okupación’, estos individuos han tenido acceso a documentación sensible tanto de la Administración municipal como de los vecinos de Alcorcón”, dicen los populares, que creen que este hecho “pone de manifiesto la desidia de los responsables de la Seguridad, es decir, de la alcaldesa Natalia de Andrés y el concejal de Seguridad, Daniel Rubio“.

Sin embargo fuentes municipales consultadas por Al Cabo de la Calle niegan este extremo. “El hecho ocurrido se limita a una persona que accedió a una zona de obras del Ayuntamiento”. Una zona que, según las mismas fuentes, “no solo está aislada del resto de instalaciones municipales, puesto que es un local diáfano, sino que también está vigilada por cámaras”.

En este sentido, desde el Consistorio insisten en que, por tanto, “no hubo acceso a ningún tipo de información municipal ni datos”.