El PP de Pinto va a solicitar en el Pleno del 25 de junio poner en marcha la comisión especial, aprobada en 2015 por el Gobierno de Rafael Sánchez, que al final no quiso iniciar, para que investigue, la relación entre el Ayuntamiento de Pinto y las personas y entidades, que actualmente están siendo objeto de investigación judicial en la denominada ‘trama Púnica’.

Los populares consideran que, tras las informaciones aparecidas en ‘El Mundo, en relación a posibles pagos del empresario David Marjaliza al PSOE de Pinto –que conllevaría la posible financiación ilegal de este partido-, “es importante conocer el alcance real de estas acusaciones, debido a que muchas de ellas han sido relacionadas con actuaciones municipales de carácter urbanístico”.

Aluden a la entrega de documentación referida a una supuesta ‘Contabilidad B’ de la trama, donde el PSOE pinteño habría recibido cerca de medio millón de euros entre los años 2000 y 2002.

“Ante la gravedad de las acusaciones es imprescindible que los pinteños conozcan la verdad sobre todo este asunto. Creemos que entre todos los grupos políticos debemos trabajar actívamente contra la corrupción o cualquier indicio de ella”, ha declarado Salomón Aguado, portavoz popular.

La trama Púnica en Pinto ya fue denunciada en el año 2004 en los juzgados por la Asociación de Comercio y Hostelería. Uno de sus principales impulsores fue Justo Fernández, hoy líder del movimiento vecinal Somos Pinto, que cree que estas revelaciones de Marjaliza hacen que la denuncia fuera “rigurosamente cierta”.