Más de 600.000 familias con hijos en colegios e institutos públicos y concertados de la Comunidad de Madrid y que estén escolarizados en alguna de estas etapas educativas se beneficiarán el próximo curso del programa de préstamo gratuito de libros de texto (Programa ACCEDE).

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes la inversión, de 200 millones de euros, que garantiza la aplicación del programa durante los próximos cuatro cursos. Se trata del Acuerdo Marco que regula la compra de los libros por parte de los directores de los colegios y que era el último trámite para posibilitar que el préstamo gratuito de libros llegue a todas las familias.

“El programa consiste en el intercambio, en el que habrá que conservar los libros. Tendremos que decirles a nuestros niños que lo hagan en condiciones para poderlos devolverlos cuando termine el curso para que así se puedan utilizar al comienzo del siguiente”, ha explicado el presidente Ángel Garrido.

Una vez aprobado este acuerdo, se procederá a la incorporación de los proveedores que estén interesados y cumplan con una serie de requisitos, para que la selección y adquisición de los libros de texto se gestione desde el propio centro, que tiene autonomía para la elección entre los suministradores de su zona.

El Gobierno regional ha asignado una cuantía para los libros de texto por curso y nivel, para lo que se ha realizado un estudio en distintos centros por asignatura y curso. A través de este Acuerdo Marco aprobado se van a adquirir más de 2 millones de unidades que pasarán a formar parte del banco de libros.

Durante el presente curso escolar, primer año de la puesta en marcha del programa de gratuidad de libros, Garrido ha desgranado que se ha estimado “en cerca de 800.000 los volúmenes que ya forman parte de los bancos de libros de la región”.

ADJUDICACIÓN

Para la adjudicación de los contratos, se tendrá en cuenta otros criterios además del precio, como el plazo de entrega, el servicio de atención, la disponibilidad de medios electrónicos para realizar los pedidos, el reciclado de los libros y otros servicios que puedan prestar.

Asimismo, se ha favorecido, con la tramitación de este acuerdo, la adquisición de libros en las librerías de barrio próximas a los centros escolares. Para ello, se ha establecido un límite máximo en el descuento de precios y en el máximo de adquisición de libros por establecimiento, por lo que los colegios e institutos más grandes van a tener que comprar en varios establecimientos.