Reza un proverbio chino que: “El leve aleteo de las alas de una mariposa puede sentirse al otro lado del mundo”. Algo que la teoría del caos ha venido en llamar ‘Efecto mariposa’. Más o menos lo que ha sucedido en la C-5 de Cercanías durante la mañana de este jueves, 10 de junio.

Y es que el órgano público que depende del Ministerio de Transportes, dirigido por el socialista José Luis Ábalos Meco, informaba a primera hora de la mañana de retrasos en la red, por un problema técnico de un tren en la estación de Las Retamas (Alcorcón). Inmediatamente se interrumpía el servicio entre las estaciones de San José de Valderas (Alcorcón) y Móstoles El Soto, que ha permanecido unas horas así hasta que se ha podido retirar el vehículo de la vía y poco a poco se ha ido restableciendo el paso de convoyes.

Esto ha repercutido en toda la red de la C-5, con demoras de hasta media hora al otro extremo de la línea, como Zarzaquemada (Leganés) o La Serna (Fuenlabrada). Y como siempre los afectados, los viajeros a los que ya no les sorprende cualquier incidencia en la C-5, que comunica al sur de Madrid.

Es el segundo inconveniente serio de Cercanías Madrid en menos de dos días, ya que ayer también se desató el caos circulatorio en las líneas C7 y C10. Esto llevó al consejero de Transportes en funciones, David Pérez, a reprochar a Ábalos que “en tres años”, desde que llegara el PSOE a Moncloa, la autonomía “no ha recibido ni un euro” para la mejora ferroviaria en Madrid.