El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha vuelto a dar la razón a la exconcejala socialista Ángeles Guindel, que fue despedida de forma improcedente por el Ayuntamiento de Getafe, donde trabajaba antes de meterse en política.

El Alto Tribunal regional confirma así el fallo del Juzgado de lo Social nº 39 de Madrid, que ordenaba la readmisión de Guindel, con catorce años de antigüedad en el Consistorio, o su readmisión. Sin embargo, el equipo de Gobierno (PSOE y Podemos) optó por recurrir, y perder nuevamente en los juzgados.

Ángeles Guindel fue la última concejala del PSOE que dimitió la legislatura pasada, donde formó parte del Ejecutivo de Sara Hernández. Tras su renuncia volvió a ser empleada del Ayuntamiento de Getafe en el centro cívico de San Isidro, pero fue despedida por motivos improcedentes, como ha dicho la justicia hasta en dos ocasiones.

Las reacciones políticas han llegado desde Más Madrid Compromiso con Getafe, que ya exigió su readmisión con motivo del primer fallo. Su portavoz, Jesús Pérez, ha señalado que “el actual equipo de gobierno tiene que mostrar mayor respeto por el empleo público. Los trabajadores municipales tienen que acceder al Ayuntamiento en procesos transparentes y justos y, en ningún caso, puede despedirlos por rencillas políticas o personales, como parece haber ocurrido”.

También el portavoz del PP, Carlos González Pereira, ha apuntado de forma irónica que “si hace esto con sus compañeros de partido que no hará Sara Hernández con la oposición y con los vecinos de Getafe”.