Los satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) han detectado cantidades sustanciales de metano que se escapan de los vertederos adyacentes cerca del centro de Madrid. En concreto el de Valdemingómez y el de Pinto.

“Utilizando datos de la misión Copernicus Sentinel-5P, combinados con imágenes comerciales de alta resolución de GHGSat, científicos del Instituto de Investigación Espacial SRON de Holanda y GHGSat descubrieron que ambos vertederos emitían 8.800 kg de metano por hora en agosto de 2021, el más alto observado en Europa por GHGSat“, dice la ESA.

Según la Estrategia de metano de la Unión Europea, publicada en octubre de 2020, el 26% de las emisiones de metano del continente provienen de los desechos. En este sentido, la ESA advierte que una cuarta parte del calentamiento global inducido por el hombre se debe al metano, un gas de efecto invernadero alrededor de 85 veces más potente que el dióxido de carbono durante 20 años.

La Directiva sobre vertederos de 1999 exige que los operadores de vertederos de la Unión Europea capturen el gas creado por la descomposición de material orgánico y lo utilicen para generar energía o lo quemen mediante quema.

AMPLIACIÓN DEL VERTEDERO DE PINTO

Los estudios adelantados por la ESA coinciden con las obras de ampliación del vertedero de Pinto, que está ejecutando la Mancomunidad del Sur, cuya presidenta es la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, secundada por el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, o el segundo teniente alcalde de Alcorcón y diputado de Podemos, Jesús Santos.

En el último año, las Plataforma por el cierre del vertedero y Ecologistas en Acción de Pinto están protagonizando manifestaciones en contra de esta ampliación, de la que recientemente se mostraba partidaria la alcaldesa de Moraleja de Enmedio, duramente criticada por su actitud.

En grandes cantidades, según expertos sanitarios, el metano puede llegar a provocar asfixia en la población, además de ser altamente inflamable.