El Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón (MAVA) inaugura su temporada de exposiciones con la muestra Entomología del vidrio y otras oquedades, de Mario Sergio Ramos. Este original título permitirá ver más de cuarenta piezas realizadas con varillas de vidrio de Murano trabajadas con soplete, una técnica extremadamente compleja de la que Mario Sergio Ramos es un virtuoso.

La exposición, abierta al público hasta el 23 de noviembre, acogerá insectos de gran naturalismo, cálices o copas alla façon venice, perfumeros y cajas, y una preciosa miniatura de una lámpara de brazos estilo siglo XIX, instalada en el torreón.

Argentino de nacimiento y madrileño por elección, Ramos ha trabajado con virtuosos del arte como Paul Stankard en el Cornig Museum of Glass de New York, o con Lucio Bubacco en Murano. Además, es el presidente de la Asociación profesional de artesanos de la villa de Madrid y tiene una empresa artesana, Vitreus Ignis, que regenta junto a Mariana Grande, con la que participan en ferias en españolas, europeas y americanas.

Sobre su proyecto, Ramos explica que “nuestro nombre nace del latín Vitreus, vidrio y de Ignis, fuego, pasión; y con él describimos perfectamente lo que sentimos y hacemos en nuestro oficio, así como lo que queremos transmitir”. Para él, que se define artesano del vidrio, es importante la calidad. “Procuramos anteponer la calidad a la cantidad, usando siempre como estrategia la creatividad para realizar constantemente nuevas piezas”.

En cuanto a su fuente de inspiración, Ramos la encuentra en “la observación de la naturaleza, las formas y los colores y gracias al fuego que acaricia el vidrio hasta transformarlo en algo suave y maleable, podemos transmitir la fuerza y el movimiento de un felino, la inocencia de la mirada de un niño reflejada en los ojos de una mariquita, la complejidad y el detalle de un coleóptero, el contraste de color y la textura en una exclusiva pieza de joyería”.