Los servicios epidemiológicos de la Comunidad de Madrid determinan que, con las cifras de contagio y enfermos actuales, no se puede permitir el desconfinamiento para los niños en la región. Epidemiología destaca la “relevancia” de este colectivo poblacional a la hora de transmitir el coronavirus.

Así lo ha indicado la jefa del servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, María Ordabás, para enfatizar que los análisis de su departamento detallan que en la actualidad es “prematuro” tomar cualquier decisión que suponga una “desescalada” del confinamiento decretado.

Ordabás ha detallado que las medidas de confinamiento adoptadas pueden parecer “muy tremendas” y ser “muy duras” en determinados grupos poblacionales, como pueden ser niños o mayores. Pero ha exhortado a ser “muy prudentes” ahora con cualquier planteamiento que implique una “desescalada” de la obligación de permanecer en casa.

“Me gusta ser muy clara, la prudencia ahora tiene que mandar y hay que pensar en la relevancia que tienen los niños de cara a transmitir la enfermedad. Su papel en la transmisión del coronavirus está claro y hay que ser muy prudentes”, ha agregado.

Al respecto, la jefa del Servicio Epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública ha detallado que hay documentación no solo en este campo, sino también de la sociedad de pediatría y otras áreas de conocimiento sobre el papel “clave” a la hora de ponderar la transmisión de los niños, que pocas veces manifiestan sintomatología.

El control del grupo poblacional de los menores es “importante” en el manejo sanitario de esta enfermedad

A su vez, Ordabás ha subrayado que hay que pensar en los grupos de riesgos, como pueden ser los mayores, “más vulnerables”. En este punto, el control del grupo poblacional de los menores es “importante” en el manejo sanitario de esta enfermedad.

“En este momento no es aconsejable (dejar salir de forma limitada a los niños) (…) En este momento no se puede adoptar”, ha reiterado para incidir en que esa medida solo se abordará cuando se tenga posibilidad de aplicar una desescalada.

“EL RIESGO CERO NO EXISTE”

También ha dicho que el riesgo “cero” no existe y que, sin llegar a un contexto de no contagio, se tienen que alcanzar unas cifras que “justifiquen romper” las medidas adoptadas de control poblacional. “Hay que estar muy seguros para ello porque la vuelta a atrás es muy complicada, se debe ser muy cauto en ello”, ha desgranado.

Madrid cada día presenta “menos cantidad” de contagios pero el incremento no ha desaparecido, si bien está “más limitado” al medio familiar

Así, ha dicho que Madrid cada día presenta “menos cantidad” de contagios pero el incremento no ha desaparecido, si bien está “más limitado” al medio familiar. Por tanto, un desconfinamiento programado solo puede acometerse con “límites tolerables para la población y sistema sanitario” y la vuelta a la vida “normal” se acometerá “siempre y cuando” no se perjudique a grupos de riesgo.

“Aquí tiene que imperar el principio de la prudencia y de la máxima precaución, se tiene que saber que se han adoptado medidas muy relevantes y hay que estar vigilantes”, ha asegurado para detallar que, aunque la incidencia del Covid-19 vaya a menos, tiene una “magnitud que es muy grande”.

“No es una cosa banal respecto a la magnitud, independientemente de los casos clínicos, porque también hay una parte importante de población que presenta síntomas leves”, ha explicado Ordabás para recordar los datos ofrecidos por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, sobre las 230.000 personas que estaban en seguimiento domiciliario por sintomatología leve o sospecha de tener coronavirus.