El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido este miércoles la aplicación del protocolo en el colegio público Ana María Matute de Getafe aunque ha admitido que “llama la atención” que se haya registrado un brote “de estas dimensiones”, con al menos 49 casos asociados.

En concreto, el citado centro educativo ha confinado 18 de las 28 aulas con las que cuenta a causa de un brote de contagios por Covid-19, que se inició el 20 de octubre pasado y que ha obligado a Salud Pública a intervenirlo.

“Llama un poco la atención tener un brote de estas dimensiones a estas alturas de la pandemia pero es una realidad, el virus sigue con nosotros”, ha recalcado el consejero en declaraciones a ‘Telemadrid’, en las que ha subrayado que todos los afectados experimentan una “evolución muy favorable”.

En cualquier caso, el responsable de Sanidad madrileña ha enfatizado que la vuelta al colegio está “muy protocolizado”, en coordinación con la Consejería de Educación. En esta línea, ha explicado que en cuanto el coordinador Covid de un centro educativo detecta un posible caso, “ya entra todo el protocolo en acción”.

“Se mira si están vacunados o no están vacunados según la edad y a partir de ahí es aplicar el protocolo ni más ni menos”, ha señalado Ruiz Escudero después de que el sindicato CC.OO. denunciara que la Comunidad de Madrid “no inició las pruebas de cribado hasta el pasado viernes” a pesar de las “continuas peticiones de actuaciones y de solicitud de medidas preventivas e incluso del cierre temporal del centro educativo”.

PRUEBAS DE CRIBADO

Asimismo, el sindicato señaló que “inexplicablemente” en las pruebas de cribado “solo incluyeron al alumnado, dejando fuera al profesorado y demás trabajadores y trabajadoras del centro educativo”. Sobre este punto, el consejero ha recordado que el coordinador Covid determina los contactos estrechos y, en ese caso, “la cuarentena hay que realizarla sí o sí”. “Entiendo que ahora con los pocos casos que tenemos pues los padres que están vacunados les produce un contratiempo”, ha indicado.

En cualquier caso, ha recordado que la variante Delta, altamente contagiosa, supone casi el 100% de los casos en la región y “en cuanto encuentra el mínimo resquicio de personas no vacunadas, el contagio se produce”.

En la misma línea, ha subrayado que el 90% de los casos de brotes se produce en entornos sociales o familiares, “donde a veces pensamos equivocadamente que la cercanía afectiva te protege” y es donde más nos relajamos.

Por todo ello, ha llamado a no relajarse y permanecer en alerta a pesar de estar en una fase de control de virus. “La realidad es que seguimos estando en la pandemia y todo indica que vamos por un buen camino, pero tenemos que seguir actuando como indican esos protocolos y a partir de ahí pedirles un poco de paciencia y esto pasará”, ha subrayado.