ESMASA ha iniciado los trabajos de mejora del alumbrado público de Alcorcón, después de que el 1 de abril empezará a gestionarlo, tras la municipalización.

“El 1 de abril recuperamos la gestión pública del alumbrado y ya estamos incorporando el LED para mejorar la iluminación de nuestros barrios. En esta primera fase estamos identificando los puntos negros de la ciudad y garantizando su correcta iluminación”, ha señalado el segundo teniente de alcalde y presidente de ESMASA, Jesús Santos.

Las primeras intervenciones se están realizando precisamente en los puntos negros con el objetivo de resolver las deficiencias lumínicas existentes. Concretamente, los trabajos han comenzado en el parque San Pedro Bautista, donde la instalación de las nuevas luminarias LED “prácticamente triplican la intensidad lumínica a la vez que garantizan el bajo consumo”. Un lugar donde hace dos semanas tuvo lugar la batalla campal que aterrorizó a los vecinos.

Los operarios de ESMASA se encargarán, además, de la vigilancia diaria del funcionamiento de los elementos luminosos de la instalación, la revisión y limpieza trimestral de todos los centros de mando, hasta la revisión anual de la instalación completa.

También se ocuparán de la reposición de los consumibles agotados (lámparas, fusibles, etc), de la reparación y sustitución de elementos fijos que sufran algún tipo de deterioro (cableado, luminarias, etc.), así como de la pintura, revestimiento y pavimentado, si fuera necesario, siempre que el deterioro esté relacionado directamente con la instalación.