El Gobierno de España ha decidido, con Portugal, la suspensión de los vuelos de entrada procedentes del Reino Unido desde mañana, martes, salvo para ciudadanos españoles o residentes. También reforzará el control fronterizo con Portugal, según un comunicado del Gobierno.

La decisión llega después de que desde el viernes, países como Alemania, Francia, Holanda o Italia suspendieran vuelos con Gran Bretaña, por la aparición de una cepa de coronavirus más contagiosa. Con lo que España llega cuatro días tarde.

Una decisión que se toma justo este lunes, cuando más de 200 vuelos llegan al país desde Reino Unido. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya había pedido esta medida en la mañana de hoy.

HALLADA EN GIBRALTAR UNA VARIANTE DE ESTA CEPA

Precisamente este lunes, el Gobierno de Reino Unido ha confirmado que se ha detectado la nueva variante del coronavirus en Gibraltar. La nueva cepa se ha detectado ya en otros países, entre ellos Dinamarca, Países Bajos y Australia.

El Peñón ha registrado un repunte de contagios en esta última semana y el Gobierno ha exhortado a las familias a evitar llevar a sus hijos a clase este lunes y este martes. Además, también se han prohibido las visitas a residencias de mayores, una medida “muy triste y muy dura”, como ha reconocido el ministro principal, Fabian Picardo: “No tenemos elección”, ha setenciado.