El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que se van a movilizar 200.000 millones de euros entre capital público y privado para paliar los efectos de la crisis del coronavirus en la economía española. De esa cantidad, 117.000 millones provienen del Estado y el resto del sector privado. Supone un 20% del PIB del país.

Así lo ha comunicado Sánchez en la rueda posterior del Consejo de Ministros celebrado este martes. “Es la mayor movilización de recursos económicos de la historia de España y se aplicará en un corto espacio de tiempo ante la magnitud y el desafío económico y social de esta crisis”, ha dicho el presidente.

Desglosado, Pedo Sánchez ha informado que 100.000 millones de euros corresponden a la apertura de una línea de avales para proteger a las empresas, pymes, trabajadores y empresarios. Medida que se ha tomado con el consenso de los agentes sociales. A esto se suman 2.000 millones para empresas exportadoras con mecanismos ágiles y medidas para facilitar la reestructuración de créditos a exportaciones agrarias afectadas por la sequía.

También 600 millones para la prestación de servicios básicos a comunidades autónomas y entes locales, con el objetivo de garantizar los suministros a la población. Especialmente las familias más vulnerables, que tendrán una moratoria de las cuotas de hipotecas y no se les podrá cortar ni el agua, la luz ni el gas. “Ninguna persona en una situación económica difícil perderá su vivienda”

Por otro lado, se van a destinar 30 millones de euros para investigar la vacuna frente al coronavirus..

ERTES Y AUTÓNOMOS

Por otro lado, se van a agilizar los ERTES (Expediente de Regulación de Empleo Temporal) para evitar despidos. En cuanto a los autónomos, el presidente del Gobierno ha dicho que se va a “flexibilizar el acceso a las prestaciones por cese de actividad que será compatible con la exoneración del pago de las cuotas a la Seguridad Social”. Y también “acogerse a ERTES aquellos autónomos que tengan trabajadores a su cargo”.

Por otro lado, en cuanto al tejido empresarias se va a blindar a las empresas españolas para impedir que la caída de su cotización por las medidas adoptadas para frenar el coronavirus les haga “presas fáciles de compañías de fuera de la UE”.

Sánchez ha insistido que “resistiremos” y que de esta crisis “saldremos unidos”. Además el presidente ha finalizado señalando que “al concluir esta batalla examinaremos los errores cometidos”.