La Comisión Europea ha seleccionado a Fuenlabrada dentro del grupo de una veintena de ciudades que formarán el grupo piloto contra la radicalización y que se reúnen este lunes en Estrasburgo. El grupo está compuesto por otras importantes metrópolis como Berlín, Londres, París, Viena, Helsinki, Bruselas, Palermo, Rotterdam o la propia Estrasburgo.

El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, participa en el encuentro para explicar las experiencias y proyectos de cada una de las administraciones locales en la lucha contra la radicalización. En el caso de Fuenlabrada, por ejemplo: la Mesa de la Convivencia o la iniciativa Antirrumores.

“Nuestro objetivo es trasladar a la Unión Europea el modelo de Fuenlabrada, que pasa fundamentalmente por el desarrollo de políticas que fomentan la convivencia y la integración de las minorías desde el respeto y el impulso de los valores compartidos”, ha explicado Javier Ayala.

El primer edil también ha puesto en valor el fomento de la convivencia y la participación a través del empoderamiento y la colaboración con los colectivos, así como una visión preventiva de la seguridad y un esfuerzo por un trabajo transversal en el que participan diferentes áreas del Ayuntamiento.

“Es fundamental, y así lo he venido repitiendo en multitud de ocasiones, que seamos capaces de hacer llegar a la Unión Europea la voz de Fuenlabrada porque tenemos muchas cosas que decir y, al mismo tiempo, podemos importar aquellas experiencias que nos ayuden a seguir creciendo como ciudad”, ha concluido Ayala.