El juzgado de lo Social nº 39 de Madrid ha declarado improcedente el despido de la exconcejala socialista, Ángeles Guindel, que es trabajadora municipal con una antigüedad de catorce años en el Ayuntamiento de Getafe.

Guindel, que fue edil del PSOE la pasada legislatura hasta su dimisión antes de las elecciones del 2019, estaba contratada en el momento de su despido como coordinadora de Cultura del centro cívico de San Isidro, con un contrato de relevo por jubilación parcial anticipada. Según el acuerdo alcanzado con los sindicatos, el Ayuntamiento debía hacerle un contrato de interinidad hasta que la plaza fuera incluida en una Oferta de Empleo Público.

Por ello, Más Madrid Compromiso con Getafe lleva al Pleno del martes, 13 de abril, una proposición en la que pide al Gobierno municipal que acate la sentencia, retire el suplicatorio presentado y readmita en su puesto a la trabajadora despedida de forma improcedente.

“Las políticas de recursos humanos de este Gobierno son inasumibles para nadie que defienda los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Pero es que, además de no velar por el bien de la plantilla ni de los servicios municipales, el Gobierno de PSOE y Podemos está aplicando criterios diferentes según el trabajador del que se trate”, dice Jesús Pérez, portavoz de Más Madrid en Getafe

Recuerda además que “pocas semanas antes de que despidieran a Ángeles, a otra coordinadora de Cultura le habían hecho un contrato de interinidad tras la jubilación de su relevista, que es exactamente la misma situación”.

Así insiste en que “no es el único caso. Lo estamos viviendo con las maestras de escuelas infantiles y trabajadoras sociales interinas a las que se le van a aplicar unos criterios diferentes a los que se apliquen a otros interinos en los futuros procesos selectivos que se celebren. También está pasando por lo mismo otra trabajadora a la que han despedido hace unas semanas. Es descabellado y es profundamente discriminatorio”.

Por su parte la afectada, Guindel, asegura que “no se puede salir a la calle a pedir la readmisión de los trabajadores despedidos de John Deere y a la vez recurrir la sentencia judicial que dicta la readmisión de una trabajadora que has despedido tú. No se puede decir que tienes el Gobierno municipal más feminista de la historia y, sin causa legal alguna, dejar en la calle a una mujer, mayor de 45 años con un menor a su cargo”.

En este sentido arremete contra el Ejecutivo de Hernández señalando que “no se puede querer llenar las urnas de socialismo y utilizar todas las reformas laborales del Partido Popular contra tus trabajadores”.