Extrabajadoras del Ayuntamiento de Leganés reclaman al Consistorio el pago de las vacaciones que no han podido disfrutar. Algunas de ellas cuenta con hasta seis años de antigüedad y otras fueron contratadas en marzo de 2020, pocos días antes de la declaración oficial de la pandemia de Covid-19.

“Llevamos un año y dos meses sin cobrar el dinero de nuestras vacaciones que no nos permitieron cogernos por supuesta falta de personal”, ha relatado a Al Cabo de la Calle una de las afectadas.

“Cuando nos dimos cuenta de que nos debían este dinero fuimos a pedirlo al Consistorio, pero la respuesta fue que rellenásemos un formulario y ya nos llegaría”, explica, para añadir que “a día de hoy sigue sin llegar el dinero y no sabemos qué hacer”.

Puestos en contacto con el Ayuntamiento de Leganés, fuentes municipales han señalado a este periódico que el expediente para el pago de esas cantidades debidas, que dependen de la situación de cada trabajadora, está ya en Intervención municipal “para su fiscalización y posterior cobro”.