Eyenga, durante un partido de la presente temporada (foto: Alba Pacheco)

Christian Eyenga ha sido sin duda uno de los principales referentes del Urbas Fuenlabrada durante las últimas temporadas, pero en la actual se está viendo lastrado por una serie de problemas físicos que hasta la fecha le están impidiendo ofrecer su mejor versión.

De ahí que el alero congoleño esté haciendo todo lo posible para alcanzar la mejor forma física. De hecho, en una entrevista concedida a los medios oficiales del club ha confirmado que una de las decisiones que ha tomado ha sido “no ir con la selección para quedarme aquí entrenando e intentar ponerme en forma para competir a mi mejor nivel”.

Eyenga reconoce haber sentido no poca frustración por sus problemas físicos “ya que a los dos días de superar un virus de estómago me hice un esguince”, si bien ahora “cada vez me siento mejor y por primera vez en la temporada he podido sumar tres semanas seguidas entrenando”.

“Hay que tener tranquilidad y paciencia, pero con la luz de alarma encendida”

Respecto a la delicada situación del equipo, penúltimo clasificado con un balance de dos victorias y nueve derrotas, no esconde que “hay que tener tranquilidad y paciencia, pero con la luz de alarma encendida. No vale decir que ya llegarán las victorias porque lo que tenemos que hacer es mejorar de inmediato”, insiste.

Uno de los principales problemas que acusa el ‘Fuenla’ esta temporada son sus desconexiones durante algunos tramos de los partidos. “En esta liga los detalles son muy importantes porque en dos minutos malos recibes un parcial que te deja diez puntos abajo”, explica, “por lo que esas desconexiones hay que evitarlas. No podemos regalar partidos”.