La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Leganés se desplazaba este pasado jueves, 4 de octubre, hasta una vivienda del Banco Sabadell ubicada en el número 10 de la calle Vega en Fuenlabrada. El motivo: paralizar el desahucio de Marisol -embarazada de cinco meses- y Juan Manuel, una pareja en exclusión social que okupó la vivienda vacía del citado banco.

Y la presión de la PAH de Leganés parece haber surtido efecto, ya que el desahucio se ha paralizado en un plazo de al menos dos meses, tiempo en el que se va a negociar con el Banco Sabadell una salida digna a esta situación precaria.

Al parecer, en los últimos tres meses la familia había enviado hasta 3 solicitudes de alquiler social al banco, haciéndoles constar a este su situación de extrema vulnerabilidad, acreditada por los servicios sociales de Fuenlabrada.

La jueza había ha dictado fecha de desahucio antes que la fecha del juicio, como medida cautelar, “sin tener en cuenta la situación de la familia”, recuerda la PAH de Leganés. De hecho, el abogado de oficio había solicitado una prórroga en base al informe realizado por Servicios Sociales de Fuenlabrada y el hecho de que Marisol está embarazada de cinco meses, pero el proceso de desahucio siguió adelante hasta este jueves, que se paralizó hasta dentro de dos meses para encontrar una solución.

El desahucio coincidió, además, con la celebración del Pleno ordinario del Ayuntamiento de Fuenlabrada, donde la concejala de Ganar Fuenlabrada, Isabel Deniz, preguntó al Gobierno local sobre el estado del Plan estratégico para acabar con los desahucios en la ciudad.