El Gobierno de Fuenlabrada saca adelante de forma inicial sus ordenanzas fiscales para 2020. Con los votos a favor del PSOE -mayoría absoluta-, las abstenciones de Podemos y Ciudadanos y el voto en contra de PP y la portavoz de VOX -el segundo concejal no ha asistido-, el Pleno ha aprobado este martes unos impuestos que, de forma destacada, contemplan la séptima rebaja consecutiva del tipo impositivo del IBI y de hasta un 1% del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

El concejal de Hacienda, Francisco Paloma, ha defendido que estas ordenanzas fiscales “son la herramienta para mantener las políticas sociales” y que, además, “no se aumenta la carga fiscal a los vecinos” y “se mantienen las cuentas saneadas”. En este sentido, Paloma ha destacado que “desde 2015 los vecinos se han ahorrado de media el pago de casi 16 millones de euros gracias a las rebajas del tipo de gravamen del IBI”.

Por otro lado, en 2020 se consolidarán además las bonificaciones introducidas en este ejercicio en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica. En concreto, la bonificación del 50% para aquellos vehículos clasificados en el Registro de la Dirección General de Tráfico como ECO y la del 75% para vehículos de Cero Emisiones. Ésta se suma a la bajada progresiva del impuesto de vehículos en función de la potencia fiscal del automóvil o motocicleta. El resto de impuestos, tasas y precios públicos quedarán congelados un año más.

BAJAR EL IBI AL MÍNIMO LEGAL

En el turno de intervención de la oposición, desde el PP local su portavoz, Noelia Nuñez, que ya calificó la propuesta del Gobierno municipal como “chiste malo”, ha anunciado que presentarán alegaciones a estas ordenanzas. Enmiendas que giran en torno a bajar el IBI hasta el mínimo legal “para que el ahorro medio sea de 22 euros al año y no de 0,93 euros”.

Los populares también plantean reducir a la mitad el recibo del numerito del coche y, finalmente, bonificar el IAE a las empresas fuenlabreñas que contraten trabajadores indefinidos.

Desde VOX han insistido en denominar a estas ordenanzas como “tomadura de pelo” y han abogado por bajar todos los impuestos al mínimo legal, bonificando con hasta un 90% el IBI a las familias numerosas de la ciudad. Una reducción impositiva que, pese a su abstención, también ha defendido Ciudadanos.

Ya desde Unidas Podemos han cargado contra Ciudadanos, PP y VOX por sus propuestas. “La derecha con sus cliches de siempre: bajadas de impuestos que nos salen caras a toda la ciudadanía y son el paso previo para recortes y privatizaciones”. La formación morada ha defendido que “para financiar los servicios públicos tenemos que pagar impuestos”.