La sección sindical de CSIF en Fuenlabrada ha dirigido un escrito de queja al alcalde de la ciudad, Javier Ayala, donde se denuncia “un trato vejatorio y machista” del director general de Transportes de Fuenlabrada hacia la delegada de este sindicato.

CSIF se remonta al 30 de enero, cuando se celebraba una reunión entre representantes municipales y miembros de la comisión negociadora del convenio de la Empresa Municipal de Transportes (EMTF). Al parecer, y según la versión del sindicato, el director prohibió hablar a la delegada “porque acudía como asesora y según él no podía hablar si el delegado de la EMT de CSIF no renunciaba a su turno de palabra”.

Sin embargo, prosigue CSIF, “los asesores varones de otros sindicatos que también acudieron a la reunión no tuvieron problema alguno en intervenir”. Por lo que consideran que “esta desigualdad de trato hacia nuestra compañera dice muy poco en favor de las políticas que desde el Ayuntamiento se impulsan”.

“Los asesores varones de otros sindicatos que también acudieron a la reunión no tuvieron problema alguno en intervenir”, dice CSIF

Desde el sindicato recuerdan que no es el primer episodio de presunto machismo del director general. En 2018 apuntan que cuando su representante defendió el acceso de mujeres al Cuerpo de Bomberos, el ahora responsable de Transportes “dijo textualmente que si le tenían que rescatar prefería que fuera un bombero cachas a una mujer”.

La delegada de CSIF le respondió “que una mujer que superara una oposición podría rescatarle igual, a lo que este sujeto, en tono de burla, le dijo que le asombraba cómo se fijaba esta representante sindical en los cuerpos uniformados del Ayuntamiento”.

ACCIONES LEGALES POR “DIFAMACIÓN”

El director de Transportes niega tanto las acusaciones del 2018 como la actuales. “Niego tajantemente que empleara las palabras que se me atribuyen, tal como pueden acreditar la veintena de personas que participaran en la reunión”, ha explicado.
“Niego tajantemente que empleara las palabras que se me atribuyen, tal como pueden acreditar la veintena de personas que participaran en la reunión”
“En aquel y este caso subyace que mis acciones en las mesas de negociación laboral en las que participo son un obstáculo para que CSIF consiga sus pretensiones y por tanto utilizan medios difamatorios e intimidatorios para conseguir que sea retirado de ellas”, Y adelanta que “estoy estudiando emprender acciones legales por difamación”.

“CSIF ACTÚA CON ÁNIMO INTIMIDATORIO”

Fuentes de la Empresa Municipal de Transportes de Fuenlabrada han señalado a Al Cabo de a Calle que son “una empresa de titularidad pública, pero con gestión independiente de la gestión municipal”.

“La plantilla de la EMTF elige a sus representantes sindicales, que en este momento son dos de CCOO, uno de UGT, uno de CSIF y uno no adscrito”, sostienen, e inciden en que “a las reuniones de negociación del convenio acuden los representantes de los trabajadores elegidos que pueden ser acompañados por asesores”.

“CSIF actúa con ánimo intimidatorio después de haber perdido la Presidencia del Comité”
En este sentido explican que “los asesores tienen la función de asesoramiento a su propio sindicato y en el caso de querer intervenir en los debates, los asesores deben solicitar ocupar el turno a su delegado correspondiente”, apuntando que “ninguno de los participantes en la reunión hicieron constar en acta incidente alguno” y que ” el encuentro discurrió por los cauces normales propios de una negociación colectiva”.
Así pues consideran que “CSIF actúa con ánimo intimidatorio después de haber perdido la Presidencia del Comité, lo que ha roto el clima de bloqueo en la negociación que había impuesto este sindicato”.