Como estaba previsto, el Pleno de Fuenlabrada ha rechazado este viernes crear una comisión de investigación, para depurar responsabilidades políticas, tras el fallo del TSJM que declaró “contrario a derecho” el nombramiento de veinte funcionarios del CIFE, afines al PSOE y UGT.

Ciudadanos, PP y VOX solicitaron la celebración de este Pleno extraordinario en un registro conjunto, para pedir la creación de una comisión de investigación. Sin embargo ha bastado la mayoría absoluta del PSOE en Fuenlabrada, para tumbar las pretensiones de la oposición, y que dicha comisión no tenga lugar.

“Para no tener nada que esconder, se toman muchas molestias en frenar todo intento de esclarecer escándalos y corruptelas”, ha dicho la portavoz de Ciudadanos, Patricia de Frutos.

Por su parte, la portavoz del PP de Fuenlabrada, Noelia Nuñez, ha protagonizado uno de los omentos curiosos de la sesión, cuando ha pedido que levantaran la mano los concejales que no tenían a ningún familiar trabajando en el Ayuntamiento.

Por otro lado, desde VOX ha sido el concejal, Carlos Martínez, quien ha asegurado que “para trabajar en Fuenlabrada es necesario tener el carnet del PSOE en la boca”; y su portavoz, Isabel Pérez, ha celebrado que “el socialismo se queda solo”, al votar todos los partidos, menos el PSOE, por esta comisión.

Y es que Unidas Podemos ha votado a favor para “que todo se esclarezca”. Si bien su portavoz, Pedro Vigil, ha insistido en que “siempre defenderemos a las organizaciones sindicales, al contrario de las derechas”.

EL ALCALDE SIGUE DEFENDIENDO LA LEGALIDAD DEL PROCESO

Tras la oposición, el alcalde Javier Ayala ha seguido defendiendo la legalidad del proceso, negando que se practiquen nombramientos “a dedo”, e insistiendo en que el nombramiento “se hizo de manera correcta y escrupulosa” y que sus bases siempre han sido “avaladas por un juez en sentencia firme”.

En este sentido, Ayala ha recalcado que “el juez no pone en ningún momento en duda la legalidad y la limpieza del proceso, sino que existe una discrepancia en el punto de partida de los trabajadores y trabajadoras: si eran indefinidos o fijos”, achacándolo pues, a un “concepto de interpretación”.

De esta manera, el alcalde de Fuenlabrada ha ironizado en que la petición de esta comisión ha sido “una moción de censura encubierta de VOX”, y ha calificado de “desagradable que a uno le saquen a su mujer en los medios de comunicación, como la han sacado ustedes”. Así ha incidido en que “sí estoy casado con María José Sánchez Martín” y que “lleva 21 años trabajando en el ayuntamiento y yo dos años”.