El Pleno del Ayuntamiento de Fuenlabrada, con los votos a favor de PSOE, La Izquierda Hoy, Ganar Fuenlabrada y los dos ediles no adscritos ha aprobado la adhesión de la ciudad a la Red de Municipios por un Estado Laico, a propuesta del concejal de la Izquierda Hoy y miembro del Gobierno local, Óscar Valero. Esto significa, entre otras cosas, que el Consistorio facilitará las ceremonias civiles como la bienvenida a la ciudadanía. Esto es, los conocidos como los bautizos civiles.

Valero, que se ha reconocido como ateo en el ámbito personal, ha defendido el laicismo para “buscar una forma de convivencia institucional, una organización política de la sociedad”. También ha reivindicado que esta propuesta no va en contra de ninguna creencia religiosa y solo quiere “el desarrollo pleno de los derechos humanos”. Algo que desde Ciudadanos -que se han abstenido- le han recordado que ya está contemplado en el ordenamiento jurídico.

En este sentido, el portavoz del PP, que ha votado en contra de la moción, ha señalado que “los sacramentos son religiosos, no civiles”. Y así ha dicho que “la ceremonia de acogida es una barbaridad y una absurdez. Respeten que hay concejales que en aras de su libertad puedan demostrar que son cristianos”.

En este sentido, López ha hecho hincapié en que “gran parte de los beneficios de este país tienen que ver, además de con la democracia, con la herencia Cristiana. Así que dejen de criminalizar e imponer lo que tenemos que hacer”.

EXENCIONES DEL IBI

El cuerpo de la moción establece también que “las entidades religiosas o de naturaleza ideológica no tengan exenciones de impuestos municipales, incluido el IBI, en sus locales o espacios rústicos”.

Así se elaborará “un censo de propiedades de las que se haya apropiado la Iglesia, mediante el sistema de inmatriculación y se pedirá al Congreso de los Diputados que legisle en la reversión de estas a sus legítimos propietarios”.

En este punto, Sergio López ha recriminado que “tanto con que la Iglesia pague el IBI y el PSOE de Fuenlabrada, el socio de IU, dejó de pagarlo acogiéndose a una exención legal como la Iglesia y empezaron a pagarlo porque el PP lo denunció”.