Iván David Vila logró completar su reto solidario ‘Ni una familia sin alimentos, ni un niño sin juguetes’ que le llevó a pedalear durante 24 horas seguidas por las calles de Fuenlabrada con el objetivo de recaudar juguetes y alimentos no perecederos para las familias más necesitadas del municipio.

Y en este caso las previsiones se han superado con creces, ya que los vecinos se volcaron con la iniciativa y según los organizadores contribuyeron con varios miles de juguetes y kilos de alimentos que serán entregados al comedor social La Casita y a la Asociación San Ricardo Pampuri.

Vecino de Fuenlabrada, exciclista y Policía Local en la ciudad, Iván David Vila inició su desafío a las 17.00 horas del sábado acompañado de varios amigos ciclistas y un coche de apoyo y emprendió un recorrido por las calles de la ciudad mientras numerosos vecinos aportaban su granito de arena en los puntos de recogida habilitados a tal efecto.

Hasta las doce de la noche, hora en que empezaba el toque de queda, había recorrido ya más de 156 kilómetros. A partir de ahí le tocó hacer rodillo en su propio domicilio a través de la plataforma zwift de ciclismo virtual. Estuvo hasta las seis de la mañana completando otros 105 kilómetros. Y a esa hora reemprendió su tránsito al aire libre hasta las 17.00 horas del domingo sumando en total nada menos que 510 kilómetros.

A su llegada a la zona de carpas de la calle Extremadura fue recibido por varias decenas de familiares, compañeros y vecinos que le rindieron un sentido homenaje. “Me siento orgulloso por todo lo que se ha recogido y cómo se ha involucrado todo. Han sido un montón de juguetes y alimentos los que se han conseguido paran lso más necesitados”, señalaba Iván David a la conclusión del reto antes de apuntar que el momento más dura había sido la mañana del domingo “porque se me metió el frío en el cuerpo y costaba seguir, pero había que hacerlo por las necesitades de estas personas”.