El piloto fuenlabreño Juan Félix Bravo acaba de hacer realidad un auténtico sueño al llegar este jueves a Lima y completar el Dakar junto a su compañero Joan Font y con el mérito añadido de que se trataba de su primera participación. Han sido diez etapas de durísima travesía en la prueba más exigente del mundo a los mandos de un buggy Can-AM Maverick x3 XDS.

Para cumplir tan anhelado objetivo, Bravo y Font (FN Speed Team) se han visto obligados a superar numerosas penalidades, especialmente en las últimas etapas en las que su vehículo funcionó solo con tracción trasera, pero finalmente han logrado cruzar la línea de meta situada en la capital peruana.

Nada más alcanzar su destino, el piloto fuenlabreño comentaba en declaraciones a Al Cabo de la Calle que “ha sido una experiencia deportiva única, en la que el desgaste tanto a nivel material como físico es tan grande que te va quitando cada día fuerzas para seguir adelante”, ha explicado.

“Y a esto”, ha añadido, “hay que sumarle la cantidad de peligros que nos acechaban en labores de navegación. He vivido algo único, extremo”, ha recalcado Juan Félix Bravo, que ha contado con la inestimable colaboración en esta aventura del Ayuntamiento de Fuenlabrada a través de la campaña #GoFuenlaGo.