El Pleno de Fuenlabrada dio luz verde la pasada semana, a la modificación urbanística para permitir la construcción de un gran espacio logístico, que estará ubicado entre el barrio de Loranca y Móstoles, junto a las carreteras M-506, la M-50 y R-5. Se espera que los trabajos de obra se inicien el próximo otoño. 

Se trata de un equipamiento con una superficie que supera los 50.000 metros cuadrados, que traerá a la ciudad una inversión estimada de 15 millones de euros y permitirá crear en torno a 180 empleos. Será construida por la multinacional VGP.

“La llegada de este moderno centro logístico es una gran noticia para Fuenlabrada, más aun en estos momentos, en los que es fundamental la llegada de inversión privada y la creación de empleo para ayudarnos a reactivar la ciudad”, ha explicado el alcalde Javier Ayala.

VGP Park de Fuenlabrada permitirá acoger la logística denominada “de último kilómetro”, a través de una plataforma que dispondrá de muelles en ambas fachadas, así como de una gran superficie de aparcamiento para vehículos pesados y ligeros y gran flexibilidad, en cuanto a la distribución de oficinas.