El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha reclamado este martes a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la reapertura de los centros de salud de la ciudad que permanecen cerrados, o parcialmente cerrados. Es el caso del Consultorio de Parque Miraflores, clausurado desde el pasado mes de marzo y del centro de salud Castilla La Nueva, que no está activo por las tardes.

“No tiene sentido que, en estos momentos en los que la Atención Primaria es fundamental cara a la entrada en la fase 1 de la desescalada, haya centros de salud cerrados, o que no estén activos los servicios de urgencias del ambulatorio del arroyo”, ha explicado la concejala de Salud de Fuenlabrada, Raquel Carvajal.

El Ayuntamiento ha venido reclamando a la Comunidad de Madrid en sucesivas cartas, que se facilitase información sobre la reestructuración de la Atención Primaria en la ciudad durante las fases más duras de la crisis sanitaria, así como para reclamar la reapertura de los centros cerrados.

Asimismo, el Consistorio también ha pedido en las últimas semanas a la Consejería, la apertura durante los fines de semana del servicio de urgencias situado en el centro de especialidades de El Arroyo, puesto que en estos momentos “la ciudad carece de servicios de urgencia los sábados y domingos, a excepción de los del hospital”, apuntan fuentes municipales.