huerto

Con la unanimidad de todos los grupos municipales, el Pleno de Fuenlabrada ha aprobado solicitar a la Confederación Hidrográfica del Tajo que aumente el volumen de agua para el riego que le correspondería a la Comunidad de Regantes Hortifuenla. Se trata de una agrupación que aglutina a agricultores de la ciudad pero también a parcelistas de Móstoles, Moraleja de Enmedio y Humanes.

La Confederación Hidrográfica del Tajo, organismo que regula la distribución de aguas, pretende autorizar 4.500 metros cúbicos de agua por hectárea y año a la Comunidad de Regantes, “un volumen insuficiente”, según atestiguan los estudios presentados por los agricultores. Así, esta cantidad supondría la desaparición de la huerta fuenlabreña, ya que haría inviable el mantenimiento de la productividad y la viabilidad económica de la actividad agraria profesional.

En la moción aprobada se exige que se autorice a los agricultores un volumen de agua suficiente para mantener los cultivos rotatorios que históricamente se realizan en la ciudad, tal y como piden los agricultores fuenlabreños.

De igual forma, el Pleno ha aprobado emplazar a la Comunidad de Madrid a que reconozca como espacio singular el Parque Agrario de Fuenlabrada. Un punto que, pese a la unanimidad, ha enfrentado al concejal de Sostenibilidad, Óscar Valero, y el portavoz del PP local, Sergio López.

Valero ha defendido que el Parque Agrario es la mejor formar de defender los intereses de los agricultores y de “conseguir más dotación de agua”. Sin embargo, Sergio López ha señalado que el Parque Agrario “no es la única manera de reconocer a los agricultores de Fuenlabrada”.

De ahí que López haya acusado a Valero de “excluir a gente de este acuerdo aunque luego puedan ser beneficiarios de ese agua”. Una acusación a la que Valero ha respondido con que el problema se ha agravado por los gobiernos del PP tanto en España como la Comunidad de Madrid.