ordenanzas fiscales 2019 fuenlabrada

El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, y la concejala de Hacienda, Raquel López, han presentado su propuesta de ordenanzas fiscales para el año 2019 y que se debatirán en un Pleno monográfico el próximo 5 de julio. Una propuesta del Gobierno local que, entre otras cuestiones, contempla una bajada del tramo municipal del IBI del 4% y una “bajada moderada” y “progresiva” del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) “como gesto a los empresarios de nuestra ciudad”, ha dicho Ayala.

El regidor fuenlabreño ha justificado la presentación adelantada de las ordenanzas fiscales del año que viene “de cara a ganar tiempo” para la elaboración del Presupuesto. Y así, Ayala ha destacado en sus primeras ordenanzas fiscales como alcalde la “bajada general” de los impuestos municipales en 2019, año de elecciones locales y autonómicas, destacando la rebaja en el IBI y el IAE.

De esta manera, el IBI se reduce en su tramo municipal por sexto año consecutivo hasta un 4%, logrando un acumulado del 21%. “Se trata de amortiguar el aumento de la ponencia de valores y supondrá, de media, que el Ayuntamiento deje de percibir 1,2 millones de ingresos por este impuesto”, ha apuntado el alcalde.

Para evidenciar el impacto sobre el recibo de esta rebaja del IBI en seis años, Ayala ha puesto como ejemplo que, para una vivienda con 130.000 euros de valor catastral, ha supuesto un ahorro a una familia de 584 euros.

Por su parte la concejala de Hacienda ha destacado que este es el último año de actualización de la ponencia de valores elaborada por la Dirección General del Catastro. “Supone compensar una buena parte del incremento, con lo que en seis años las familias de Fuenlabrada se han ahorrado 20 millones de euros por el IBI”.

BAJADA “MODERADA” Y “PROGRESIVA” DEL IAE

Por primera vez en la legislatura, el Ayuntamiento de Fuenlabrada quiere bajar el IAE de una forma “moderada” y “progresiva” para el próximo año. Tanto el alcalde como la edil han recordado que este impuesto “solo lo pagan las empresas que facturan más de un millón de euros al año” y dependiendo de la categoría de la calle donde se asiente el negocio, habrá una bajada del 0,20% para las categorías 1º y 2º; del 0,4% para las categorías 3º y 4º; y del 0,6% para la categoría 5º.

“Queremos mandar un mensaje a los empresarios de nuestra ciudad de que cuando las cosas han ido a peor aportamos todos y cuando las cosas van mejor, como en este momento, mejoramos todos”, ha señalado Ayala.

Por su parte Raquel López no ha hecho una estimación del ahorro que supondrá a los empresarios locales que tributen por IAE esta reducción porque “las empresas tributan en función de su cifra de negocio y no hay un fijo como en el caso del IBI”. De cualquier manera, López ha hecho hincapié en que “lo importante es la progresividad”.

PLAN PERSONALIZADO DE PAGO

Otras de las novedades de estas ordenanzas es que se va a bonificar con un 50% el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) a aquellos que estén clasificados en el Registro de la Dirección General de Tráfico como ECO. “Esta bonificación se suma a la del 75% para vehículos de cero emisiones”, ha puntualizado Raquel López, que ha recordado que el resto de tasas y precios públicos se congelan un año más “y ni siquiera se aplica la subida del IPC”.

Finalmente, tanto la edil de Hacienda como el alcalde han querido hacer hincapié en que los vecinos pueden acogerse si lo desean a un plan personalizado para el pago de impuestos, que supone reagrupar todos los tributos y pagarlos en seis cuotas a lo largo del año. Además, aquellas personas con dificultades económicas pueden optar por fraccionar el pago del IBI.