La Empresa Municipal de Transportes de Fuenlabrada(EMTF) ha suspendido desde las 18.00 horas de este viernes el servicio de autobuses urbanos, debido a las condiciones meteorológicas de la borrasca Filomena, “que hacen imposible el transporte seguro de los pasajeros”, apuntan fuentes municipales.

Las mismas fuentes añaden que “se valorará la vuelta al servicio en cuanto sea factible”.

En Alcorcón, por su parte, se habían desviado las líneas 510, 513 y 520 de autobuses, para que no pasarán por la avenida de Cantarranas, cuyo acceso por la avenida de Leganés se encuentra actualmente cerrado por la acumulación de nieve. Y ahora la empresa que presta el servicio ha decidido también suspenderlo por el interior de la ciudad.

La Policía Local de Alcorcón ha afirmado además que se ha cerrado al tráfico la calle Polvoranca des calle Nueva hacia la avenida Cantarranas, para evitar el tramo en pendiente. Además han garantizado que se ha esparcido sal por la ciudad, algo que en la jornada de hoy había sido criticado por parte de PP y VOX, que acusaban al Gobierno local de no haber sido previsores ante la nevada.