Fuenlabrada no es una ciudad libre de desahucios. O al menos así lo han denunciado recientemente desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Fuenlabrada (PAH) y Ganar Fuenlabrada, que alertan de un repunte de los desahucios en la ciudad tras la vuelta del verano.

El concejal de Ganar Fuenlabrada, Sergio Manzano, recuerda en declaraciones a Al Cabo de la Calle que el miércoles de la semana pasada se paralizó durante un mes el desahucio de una familia. No así un día después el de otra familia, cuyo caso venía de una situación anterior. Criticando en ambos casos la presencia de la Policía Local.

“Los casos se conocen muy tarde. El Ayuntamiento no tiene soluciones habitacionales de ningún tipo, y no hay soluciones más allá de un papel o un formulario para presentar en el Juzgado”, se queja Manzano, que a la vez se mostraba crítico con el Ayuntamiento “porque en su momento dijo que Fuenlabrada estaba libre de desahucios y es mentira”.

El edil de Ganar Fuenlabrada cree que “se oculta un problema y se invisibiliza a las personas que lo sufren. Hay una Oficina Antidesahucios que no da soluciones en muchos casos. Nos han dicho que no dan abasto”, alerta Manzano y añade que “la Oficina deriva a la PAH muchos casos sin avisar antes, ni haber coordinación con otras asociaciones de vecinos”.

El concejal reconoce que “el problema de vivienda no es exclusivo de Fuenlabrada y sabemos que el Ayuntamiento no puede hacer milagros”. Aún así insiste que “se pueden generar espacios para asociaciones que trabajan con vecinos para detectar con tiempo los caos y no llegar al final al desahucio”. En este sentido, Manzano recuerda que “en estos últimos presupuestos propusimos una inversión en temas de viviendas que el PSOE rechazó, como eran las ayudas al alquiler para jóvenes o hacer un estudio sobre el stock de viviendas de bancos y la SAREB”, la sociedad conocida como ‘banco malo’ que cuenta con activos de otras entidades bancarias.

De hecho la PAH de Fuenlabrada ha hecho un llamamiento para evitar este jueves, 25 de octubre, el desalojo de una familia -con niños de 6 y 10 años- que ocupa una de las viviendas de la SAREB en el número 43 de la calle Galicia. Desde la PAH, además, piden al Ayuntamiento de Fuenlabrada que negocie con los bancos y la SAREB bajo el amparo de la Ley de Segunda Oportunidad alquileres sociales o soluciones habitacionales que eviten casos como los de esta familia.

EL AYUNTAMIENTO CUENTA CON VARIAS VÍAS DE AYUDA

Tras estas denuncias, fuentes municipales han aclarado a Al Cabo de la Calle que el Ayuntamiento no tiene competencia en materia de vivienda y cuando se pide una alternativa es a la Comunidad de Madrid a través del antiguo IVIMA. Además, recuerdan que el Consistorio tiene varias vías de ayuda como el servicio de intermediación hipotecaria: “un recurso al que puede acudir quien tiene dificultades de pagar o está en trámites de desahucio”. Por eso no entienden las críticas y señalan que “es triste que llegue la campaña electoral y que Podemos utilice el drama de las personas para atacar al Gobierno municipal”.

Las mismas fuentes insisten en que el Ayuntamiento da apoyo y asesoramiento jurídico a los afectados y dejan claro que hay una diferencia entre desahucio y desalojo. Así recuerdan que la conocida como Oficina Antidesahucios ha atendido desde 2013 un total de 751 expedientes, de los cuales el 98% vienen desde Servicios Sociales.

“Es triste que llegue la campaña electoral y que Podemos utilice el drama de las personas para atacar al Gobierno municipal”

Y es que desde el Gobierno local hacen hincapié en las ayudas a la emergencia que tienen base en la ordenanza donde se establecen los requisitos para acceder a ellas. “Se destinan tres millones de euros anuales que van a ayudar al pago puntual del alquiler si no se ha pedido un mes, ayudas en energía, becas comedor o ayudas a la alimentación en momentos puntuales de escasez”, argumentan, recordando que “son usuarios de Servicios Sociales quienes pueden acceder a estas ayudas” y que “desde 2008 el Ayuntamiento ha multiplicado por seis las aportaciones a estas ayudas mientras la Comunidad las ha reducido un 30%”.

Por otro lado, Servicios Sociales ayuda también a encontrar una alternativa habitacional a través del IVIMA. “Se les gestiona la solicitud y la documentación y el Ayuntamiento está constantemente en contacto con los bancos y con la SAREB, pero esta no negocia”, apuntan las mismas fuentes.

En otro sentido, desde el Ayuntamiento señalan que “la Policía Local no ha actuado nunca en ningún desahucio salvo que se lo haya pedido el juez. Si el juez no obliga no actúa”, e insisten en que “Policía Local se dedica a la gestión del tráfico y por eso se personó en el lugar”.

ENCUESTA