El calendario sigue siendo tremendamente exigente para el Getafe, que este domingo visita al Barcelona en la tercera jornada del campeonato liguero tras sus derrotas en las dos primeras fechas ante Valencia y Sevilla.

En la rueda de Prensa previa al encuentro, Míchel ha confirmado que cuenta con todo el plantel disponible a excepción de Cucurella y Vitolo, que se recupera de una pequeña rotura de fibras en el sóleo.

Entre las preguntas que se le han planteado al técnico azulón no podían faltar las alusivas a la marcha de Messi y cómo puede afectar al conjunto azulgrana. “El Barça es un equipo renovado y resucitado que se ha reconstruido anímicamente ante una baja tan importante como la de Messi”, ha señalado.

“NO VAMOS A SER UN EQUIPO ACOMODADO”

En cuanto al talante con el que piensan comparecer sobre el césped del Camp Nou, ha subrayado que “no vamos a ser un equipo acomodado, cobarde, de esperar. Tenemos que utilizar nuestras armas y tener ambición e ilusión, ya que no sería la primera vez que el Barça pierde puntos en el Camp Nou”. ha recordado.

En ese sentido, ha reconocido que “me gustaría que el equipo estuviera en la misma dinámica que frente al Sevilla”, si bien no ha ocultado que hasta la fecha “hemos tenido más ánimo, juego e imagen que puntos, pero ahora no podemos dudar ni cambiar nada de lo bueno que hemos hecho”.

Por último, y en relación a la proximidad del cierre del mercado estival de fichajes, ha admitido que “hay posibilidad de que salga algún jugador y por eso estamos en disposición inmediata de podernos reforzar, aunque estoy encantado con lo que tengo”, ha remachado.