La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández y el concejal de Urbanismo Jorge Rodriguez, han trasladado al rector de la Universidad Carlos III, Juan Romo, los planos de la parte de los terrenos del Acuartelamiento Aéreo de Getafe (ACAR) que dejarán de tener uso militar. Dicha reversión ya fue aprobada por el Ministerio de Defensa y se refiere a un total de 223.625 metros cuadrados.

De esta forma, ambas instituciones han decidido crear un grupo de trabajo que comenzará su andadura la próxima semana, para coordinar el porcentaje que Ayuntamiento y Universidad utilizarán.

Hernández ha destacado “la buena sintonía que ha habido siempre con la Universidad, estoy convencida de que Getafe se beneficiará de buenos proyectos por ambas partes. Nuestra prioridad es utilizar parte de las instalaciones que se reviertan como municipales así como asegurar el futuro crecimiento de la Universidad, uno de los principales motivos de orgullo en nuestra ciudad”.

Además, este proyecto “contará también con el compromiso del equipo de gobierno de construir vivienda pública para vecinos de Getafe tanto en propiedad como en alquiler, como herramienta para hacer frente a los altos precios del mercado privado en toda la región”.

Jorge Rodríguez: “Es el proyecto de transformación urbana más importante que ha habido en Getafe desde la creación de los nuevos barrios de Los Molinos y Buenavista”

Rodríguez por su parte ha destacado que “se trata de un gran proyecto a través del cual todavía tenemos que ir dando pasos, pero estamos en la buena dirección. Será el proyecto de transformación urbana más importante que ha habido en Getafe, desde la creación de los nuevos barrios de Los Molinos y Buenavista, modernizando buena parte de Juan de la Cierva”.

El pasado mes de noviembre, alcaldesa y rector ya pudieron esbozar, en una primera visita conjunta a las instalaciones del ACAR, los espacios para posibles dotaciones culturales, deportivas y sociales del Ayuntamiento y las nuevas instalaciones de la Universidad Carlos III.