Prosiguen las denuncias sindicales acerca de las condiciones en las que desarrollan su trabajo los integrantes de la Policía Local de Getafe. Ahora es el sindicato UPM el que cuestiona que sus superiores mantengan los cuadrantes escalonados, “ya que una persona infectada puede transmitir el virus a la mayoría de compañeros”, hayan reducido el servicio 30 minutos y fomenten las patrullas preferiblemente a pie.

“Todas las plantillas fomentan que los policías den las órdenes desde las megafonías de los vehículos mientras nosotros tenemos que hacerlo a pie”, se quejan a través de un comunicado. En Leganés, sin ir más lejos, la Policía Local cuenta con un nuevo dispositivo acústico de largo alcance (alrededor de 1,5 kilómetros) y puede ser escuchado incluso en el interior de las viviendas.

Desde UPM denuncian que sus superiores “se están tomando el virus a risa y como caiga algún compañero o compañera, tendrán responsabilidad directa tanto el jefe de la Policía como la concejala y la alcaldesa. Es hora de pedir responsabilidades”, subrayan.

El sindicato policial recuerda asimismo que “estamos en la Comunidad de Madrid, con más de 5.000 infectados (a los que se les ha practicado la prueba, ya que a muchos no se les puede hacer por saturación), somos la Comunidad con más fallecidos y no ponen solución a sus trabajadores. Ya vemos lo que os interesamos”, lamentan.