El sindicato policial UPM Getafe ha vuelto a denunciar a través de un duro comunicado las difíciles condiciones de trabajo de la Policía Local durante este estado de alarma, por lo que exigen medidas urgentes tanto al Gobierno municipal como a la propia jefatura del cuerpo para poder hacer frente a la emergencia sanitaria en mejores condiciones de seguridad.

En el comunicado se recuerda que en la mayoría de cuerpos policiales de toda España se han tomado una serie de medidas para intentar reducir al máximo los posibles contagios entre compañeros. Entre ellas estarían la realización de nuevos turnos independientes donde no coincidan unos policías con otros, reduciéndose el servicio a las unidades imprescindibles y creando patrullas unipersonales para exponer al mínimo a los agentes de posibles contagios.

El problema, según denuncia el sindicato, es que “Getafe parece el mundo al revés y después de más de diez años con dos turnos totalmente independientes y estancos, se han cambiado ahora para escalonarlos, teniendo que entrar unos agentes los lunes, otros los martes, otros los miércoles y otros agentes los jueves”, por lo que “ahora un solo policía infectado puede coincidir a lo largo de su turno de trabajo con casi la totalidad de la plantilla en servicio, ya que se van solapando los agentes que van entrando cada día en sus turnos”.

Además, se quejan abiertamente de que “en vez de reducir los efectivos en servicio, se está reforzando con agentes que están librando y fuera de sus turnos, para mantener el mismo numero de unidades en la calle, a las cuales se les ordena,mediante orden por escrito”, especifican, “que el patrullaje se realice mayormente a pie, a diferencia del resto de cuerpos, que se les insta a que se intervenga siempre que sea posible desde el vehículo policial y usando la megafonía”

Explican igualmente que dentro de las mínimas medidas que se han tomado para proteger esta Policía, una de ellas ha sido reducir el servicio ordinario en 30 minutos, pero aseguran que esto no ha resuelto el peligro de contagio entre compañeros “sino que ha provocado que al no haber una hora de solape entre turnos, como hasta el momento había, ahora los turnos entrantes y salientes se crucen en los vestuarios, con el riesgo que ello conlleva, teniendo que esperar, en muchos casos, unos compañeros a que terminen los otros, demorando la salida de los agentes y el patrullaje en las calles más de media hora entre cambios de turno”, detallan,

DENUNCIAN EL ‘BLINDAJE’ DE LA JEFATURA DEL CUERPO

Con todo, recalcan que lo que más ha indignado a la plantilla y a este sindicato es que “de forma opaca y sin publicación alguna, la propia jefatura si se haya blindado ante posibles contagios, modificando sus cuadrantes y sus horarios, de tal forma que han pasado de prestar servicio de lunes a viernes, a prestar servicio un solo día a la semana, no coincidiendo entre ellos, protegiéndose de esta forma solo ellos y no haciendo lo mismo con los cuadrantes del resto de la plantilla como se les ha solicitado”.

A día de hoy, según los datos que maneja el sindicato, en la plantilla de Getafe hay mas de quince policías en sus domicilios con síntomas claros de haber contraído el Covid-19, pero debido a la falta de test aún no han sido considerados como positivos.

Es por eso que advierten de que si no se toman medidas urgentes los casos se van a poder multiplicar rapidamente “poniendo a la práctica totalidad de la plantilla en riesgo de contagio, así como a sus familiares, sin contar con la posibilidad de que este municipio pueda quedarse sin efectivos suficientes en las calles para prestar su servicio, que ahora más que nunca necesitan recibir todos los vecinos de esta localidad”.