Un FEDER verde para desarrollar proyectos medioambientales hasta 2023. Ese es el objetivo anunciado por el Ayuntamiento de Getafe tras recibir la notificación de que la Unión Europea invertirá 2,5 millones de euros en ayudas para este tipo de medidas ecológicas y sostenibles. La otra mitad, hasta llegar a los cinco millones de euros, los pondrá el Consistorio.

Se trata de proyectos y de inversiones relacionadas con el Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía, así como la Agenda 2030 de transición a una economía baja en carbono y que favorezca el uso de las nuevas tecnologías de la información. Las inversiones totales son de cinco millones de euros. La mitad financiada por Europa y la otra, por Getafe.

“Más allá de estas inversiones concretas, en Getafe estamos apostando por una idea de ciudad más amable, más sostenible, más comprometida, con nuevas tecnologías, abierta a la participación, orgullosa de su cultura y su deporte. Una ciudad de progreso que es de todos”, ha dicho la alcaldesa, Sara Hernández.

Desglosadas las inversiones, se van a destinar 1,4 millones de euros para implantar “más y mejor la red de wifi municipal de Getafe, así como agilizar los proceso de contratación electrónica”.

Por otro lado, estos fondos servirán para invertir 2,3 millones de euros en la mejora del aislamiento térmico de edificios municipales y en la sustitución de calderas, para reducir y hacer más eficiente el gasto energético; además se instalarán 30 cargadores eléctricos en edificios municipales para favorecer la movilidad eléctrica, con un presupuesto de 55.400 euros, así como paneles fotovoltaicos en el Centro de Empresas de GISA por valor de 115.600 euros.

En cuanto a la protección medioambiental, fundamentalmente en el Parque de la Alhóndiga y las Lagunas de Perales, se destinarán 1,1 millones de euros para proteger estos dos enclaves y “que la ciudadanía disfrute de ellos en su máximo esplendor”.