Juan Manuel Hernández gerente de GISA (izquierda) y Cristina González (derecha)

Más líos judiciales en el horizonte de la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Getafe ha citado a declarar como imputada por presunta malversación de fondos públicos a la socialista Cristina González. Todo a raíz del ‘caso Tickets’, en el que se investiga un posible trato de favor de la alcaldesa Sara Hernández hacia ella, persona de su máxima confianza, para que aparcarse su coche particular en el parking del Ayuntamiento sin pagar un euro.

Según la providencia dictada por el juez el pasado 3 de enero, González, que en la época en la que estacionaba su coche en el garaje municipal no tenía ningún cargo institucional, deberá comparecer ante el juez el próximo 4 de marzo a las 10.00 horas. Y ello porque la concejala no adscrita Mónica Cerdá, que fue expulsada del PSOE de Getafe en 2016, se querelló contra ella por usar vales gratuitos concedidos por la Alcaldía para aparcar en el parking a coste cero.

Cerdá conocía de primera mano esa información puesto que el aparcamiento subterráneo del Ayuntamiento está gestionado por la empresa municipal GISA, de la que ella fue consejera delegada hasta su precipitada salida del Gobierno municipal en abril de 2016.

RAPAPOLVO DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

Después de que el juez decretase su sobreseimiento, la Audiencia Provincial de Madrid ordenó la reapertura del caso en febrero de 2017 al considerar que el archivo de las diligencias se había acordado “sin la más mínima investigación en instrucción”.

“Nos encontraríamos con que Cristina González, sin cargo público ni relación laboral con el Ayuntamiento de Getafe, se habría valido de la actuación del gerente de una empresa pública (Gisa) para aparcar todos los días del año (…) a coste cero”, abunda la Audiencia Provincial.

Cristina González, que en la época en la que estacionaba su coche en el garaje municipal no tenía ningún cargo institucional, deberá comparecer ante el juez el próximo 4 de marzo a las 10.00 horas

Como consecuencia de esta decisión, el Juzgado de Getafe, competente de nuevo en la investigación del caso, requirió a la Policía Nacional que practicase las gestiones necesarias para “la averiguación de los hechos, las circunstancias o elementos de un posible exceso en las facultades de administración del servicio de aparcamiento del Ayuntamiento, mediante el abuso de vales descuento”.

Precisamente el auto dictado por la Audiencia Provincial de Madrid ha llevado al magistrado de Getafe a llamar a declarar como imputado -también por malversación- al gerente de GISA, Juan Manuel Hernández, que además fue asesor de Cristina González cuando ésta era concejala de Obras e igualmente está inmerso en el ‘caso Ganga’.

Juan Manuel Hernández deberá comparecer en el Juzgado el 4 de marzo a las 10.30 horas para aclarar si la alcaldesa pagó con dinero público el parking de González, que por aquel entonces no mantenía ningún relación laboral con el Ayuntamiento, aunque frecuentaba las dependencias municipales.

El magistrado, además, ha llamado a declarar como testigo a la jefa de Gabinete de la alcaldesa, Silvia Gómez, así como a la propia regidora. La primera está citada para el 18 de marzo a las 10.00 horas. Sara Hernández, en cambio, deberá presentarse en la Secretaría del Juzgado media hora más tarde, de acuerdo a la providencia a la que ha tenido acceso Al Cabo de la Calle.

‘CASO APARCAMIENTOS’

Cristina González dimitió como concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Getafe en febrero de 2014, después de que una juez dictase un auto de procesamiento contra ella por el conocido ‘caso Aparcamientos’. Como concejal de Obras de Pedro Castro, González adjudicó a la empresa de su marido, de su padre y de su madre la construcción y explotación de un parking en la calle Jilguero.

Con posterioridad, González comenzó a trabajar como asistente del PSOE en el Parlamento Europeo, un cargo que no requería la necesidad de trasladarse a Bruselas, Estrasburgo o Luxemburgo, las tres sedes de la institución europea. Su futuro dio un giro radical después de que la Audiencia Provincial de Madrid, en una decisión sorprendente, decretase en enero de 2017 el archivo del ‘caso Aparcamientos’.

Poco después, Sara Hernández la incorporó a su círculo de confianza como asesora en el Gobierno municipal. González, que mantiene una estrechísima amistad con la alcaldesa, cuenta en la actualidad con un sueldo que ronda los 60.000 euros anuales que salen de las arcas municipales en su condición de cargo de confianza.