La Plataforma de Afectad@s por Corrugados Getafe ha denunciado en las últimas horas a través de un comunicado que el Ayuntamiento de Getafe pretende aprobar el plan urbanístico ‘La Estación’ para construir 700 viviendas a los pies de Corrugados, pese a que según reiteran la fundición sigue incumpliendo la Autorización Ambiental Integrada (AAI), la normativa que regula su actividad y por la que se ha denunciado ante la justicia y el Defensor del Pueblo.

Este colectivo de afectados subraya en su comunicado que la mejor prueba de que el Ayuntamiento de Getafe es consciente de que está proyectando cientos de viviendas a los pies de una fundición que funciona de manera ilegal y es nociva para la salud, es que en el texto de ese plan urbanístico, aprobado además en pleno mes de agosto, se reconoce la necesidad de construir “un talud de 10 metros de altura dotado de arbolado, que permitirá la mejora del aislamiento acústico de las viviendas (…) y eliminará el impacto visual negativo”.

Sin embargo, desde la Plataforma alertan de que ese muro puede que no evite las molestias del ruido, y recalcan que lo que no va a frenar son los fuertes olores insalubres a metal y las emisiones diarias de elementos como dioxinas o furanos que respiran los vecinos de la zona y que son producto del proceso de fundición.

NUEVAS MOVILIZACIONES EN OCTUBRE

Ante la gravedad de la situación que puede provocar el intento de construir 700 nuevas viviendas en la zona y el silencio de las administraciones competentes, el colectivo de afectados anuncia nuevas movilizaciones para el próximo mes de octubre, cuando convocarán una concentración fuera del barrio de Los Molinos, en un movimiento mucho más amplio, ya que afirman que “esta irregularidad afecta a la salud de todo el municipio”.