La Residencia Madre Maravillas de Perales del Río de Getafe ha pedido este miércoles ayuda urgente a las administraciones porque se encuentran “desbordados” al sufrir el primer fallecimiento por coronavirus. Además hay otros contagios de Covid-19 entre varios internos y un tercio de su plantilla esté de baja.

Así lo ha indicado la directora del geriátrico, Beatriz Benito, que ha aseverado que “nunca había sufrido una situación similar”, por lo que se están “dejando la vida” para atender a todos los residentes, doblando turnos y trabajando en lo que haga falta. Sin embargo, se quejan de que no tienen material de protección suficiente y necesitan test para saber cuántos están infectados.

De los 35 empleados que habitualmente trabajan en la residencia, 11 están de baja, y de los 54 ancianos residentes hay ya dos positivos confirmados que se encuentran en el hospital. Anteanoche falleció una anciana con múltiples patologías y, siguiendo el protocolo, embolsaron el cadáver y llamaron a la funeraria, que tardó muchas horas en aparecer.

La directora del geriátrico también ha defendido la labor de los trabajadores de las residencias y el esfuerzo que realizan diariamente y pide ayuda médica a la Consejería de Políticas Sociales. La Unidad Militar de Emergencias (UME) ya ha llegado al centro para desinfectarlo.