El Pleno de Getafe ha aprobado la modificación de la ordenanza de viviendas de emergencia social. Entre las modificaciones más relevantes, tal y como adelantó este martes la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, se regula la puntuación sobre causas de necesidad de la vivienda, como la situación familiar, incluyendo salud, estabilidad en el municipio y circunstancias económicas.

Además se atiende a los casos de desahucio con fecha fijada, que se considerarán urgentes a la hora de adjudicar la vivienda de emergencia social. También se tiene en cuenta si la vivienda ha sufrido un siniestro, así como la declaración de ruina inminente del edificio u otras circunstancias que supongan una pérdida repentina y se deja abierta la opción de que los Servicios Sociales evalúen otra situación extraordinaria que suponga la pérdida  sobrevenida de la vivienda.

Ahora Getafe ha votado a favor de la propuesta. Sin embargo su portavoz, Marta Esteban, ha señalado que “la modificación de la ordenanza de viviendas de emergencia social es un parche para no desalojar a las personas que viven en el gueto de la avenida de las Ciudades, y que no pueden pagar un alquiler del mercado libre”.

Por otro lado desde IU Getafe, Vanessa Lillo ha denunciado que el Gobierno de Sara Hernández no ha contestado a las alegaciones presentadas por su grupo, pese a que desde el Ayuntamiento se aseguraba que se habían tenido en cuenta las aportaciones de colectivos vecinales y formaciones políticas.