El Ayuntamiento de Getafe ha enviado una carta al Ayuntamiento de Madrid, para que realice el tratamiento de los márgenes del río Manzanares, y solucionar así el problema de mosquitos que trasciende al barrio de Perales del Río. Una cuestión que sufrió recientemente en sus carnes, un vecino getafense, herido por hasta cuarenta picaduras de tábanos.

El concejal de Sostenibilidad de Getafe, Ángel Muñoz, ha recordado la importancia “de coordinarnos y llevar a cabo los tratamientos en todo el cauce del río, no solo en Getafe, porque este problema también afecta a las áreas residenciales del distrito de Villaverde y se convierte en un problema común, especialmente cuando hablamos de insectos que no entienden de límites geográficos”.

Esta medida, que este lunes también solicitaba Podemos, “ya fue efectiva el pasado año”, insiste, tanto de cara a la contención de plagas de mosquitos, como de otros insectos en el barrio de Perales del Río, en el periodo de primavera verano, y que tiene su origen en la proximidad del río Manzanares y otros arroyos, como el de la Abulera, colindante con Madrid a las áreas residenciales del barrio.

Desde el Consistorio getafense recuerdan que, el año pasado, el barrio de Villaverde sufrió una importante plaga y tras realizar tratamientos larvicidas en el río, mejoró también la situación de Perales del Río, “porque se encuentra aguas abajo del cauce”.

En este sentido, las incidencias se redujeron a menos de la mitad. De esta manera, “si se actúa aguas arriba, se consiguen mejores resultados, ya que los productos larvicidas se depositan en el cauce y se trasladan por la corriente”. Y así reiteran que “el número de avisos en 2018 fue de 50 y en el año 2019, debido a este tratamiento, se redujo hasta 21 avisos”.