impulsa-getafe_presentacion
Alberto Ganga, con corbata verde, en la presentación de Impulsa Getafe

La Policía Nacional esta investigando la posible comisión de un delito de malversación y prevaricación en el Gobierno de Sara Herández. El conocido como ‘caso Ganga’, que investiga el pago de 60.000 euros al abogado Alberto Ganga por trabajar únicamente durante 29 días, y en un periodo de pruebas que no superó en la empresa municipal GISA. Un caso que afecta al propio letrado, al gerente de GISA, la exconcejal del PSOE, Mónica Cerdá y a la propia alcaldesa de Getafe, implicada ante la Policía por Cerdá. Todos ellos, salvo Sara Hernández, han sido citados a declarar en dependencias policiales como investigados no detenidos.

La contratación, despido y posteriormente indemnización de Alberto Ganga por GISA no salpica solo a la alcaldesa de Getafe Sara Hernández, y su Gobierno. Además de presunta malversación y prevaricación, sobre Ganga pesa también la acusación de la Policía Nacional de un presunto delito de “uso de información privilegiada”.

Según el Oficio de la Policía número 19.217/16 incluido en el sumario que investiga las obras del Teatro Madrid en Getafe y al que ha accedido Al Cabo de la Calle, la imputación de este tipo delictivo recae sobre Ganga “por aprovecharse en su beneficio de la información que poseía sobre las pruebas de selección en las que él participó” para acceder a un puesto en GISA. Trabajó que ejerció durante 29 días, sin pasar el periodo de prueba y por el que cobró una indemnización de 60.000 euros que ha dado origen a la apertura de diligencias judiciales y policiales que se narraban con anterioridad. Y lo cierto es que Ganga, para acceder a GISA, obtuvo en el examen 100 puntos sobre 100, según ha podido saber este periódico. Algo insólito.

Esta acusación de la Policía Nacional sería, pues, el inicio de lo que desde el PP de Getafe siempre han considerado una “venganza política” de Alberto Ganga y el Gobierno de Sara Hernández contra concejales populares.

Sospechas del PP que van más allá en cuanto a que Ganga es uno de los fundadores del partido político Impulsa Getafe, formación liderada por Roberto Benítez, exasesor del alcalde de Getafe Pedro Castro, que se presentó a las primarias de Ahora Getafe en 2015 perdiendo frente a Vanessa Lillo y que inició -con Alberto Ganga como abogado- las denuncias que originaron las investigaciones sobre ediles del PP de Getafe por las obras del Teatro Madrid.

Por esta razón, Ganga manifestó en su declaración en sede policial que “el objetivo de la denuncia interpuesta por el PP de Getafe es amedrentarme como abogado”, al ser la acusación particular en la causa del Teatro Madrid.