La sección sindical del Colectivo Profesional de Policía Municipal en Getafe (CPPM) lleva denunciando desde el pasado fin de semana (30-31 de marzo) que no se está siguiendo correctamente el protocolo para atender a las víctimas de violencia de género en la ciudad.

Concretamente CPPM hace referencia a un caso de vigilancia de una víctima de violencia de género en riesgo extremo. A través de varias fotografías muestra como vehículos identificativos de la Policía Local de Getafe se personaron en el domicilio de la víctima, contribuyendo a su juicio a la “estigmatización y la publicidad” de la misma.

Un hecho que según CPPM se ha repetido nuevamente cuando agentes de policía claramente identificados acompañaron a otra víctima al juzgado. De esta manera creen que los protocolos que se deben aplicar a esos casos con discreción y de forma anónima no se están siguiendo.

Desde el sindicato lo achacan a la “carencia de efectivos tras la eliminación de la Unidad de Protección a las víctimas de violencia de género por parte de Sara Hernández”. Lo que  “impide su correcto seguimiento” a las mismas. Falta de plantilla que también denunció recientemente CSIT Unión Profesional en referencia al turno de noche.

CUCARACHAS EN LA COMISARÍA DE POLICÍA LOCAL 

Por otro lado, este miércoles 3 de abril la sección sindical de CSIF en la Policía Local de Getafe ha denunciado la presencia de cucarachas en los vestuarios de la Comisaría ubicada en la avenida Juan Carlos I.

Desde CSIF dicen que han pedido a los responsables municipales que se fumigue “de forma inmediata” las dependencias policiales.