Por segundo año consecutivo las fiestas patronales de Getafe se aplazarán, “a la espera de que la situación sanitaria por la pandemia de coronavirus mejore”, explican desde el Ayuntamiento.

Para esta decisión, la alcaldesa se ha reunido personalmente con el obispo de la Diócesis de Getafe, Ginés García Beltrán. Por su parte, el concejal de Cultura lo ha hecho con la Congregación Nuestra Señora de Los Ángeles para acordar también esta decisión.

“Coincidimos en que la situación sigue siendo inestable como para proyectar las fiestas que una ciudad como Getafe se merece. Confiamos en que las circunstancias mejoren para septiembre”, ha dicho la alcaldesa Sara Hernández.

Este aplazamiento lleva aparejado también el cambio de los festivos locales, previstos para el 13 y 24 de mayo, que ahora se trasladarán al 9 y 20 de septiembre. Esta propuesta deberá ser aprobada en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Getafe.